Qigong Emocional Para el Hígado


   Como todavía estamos en pleno auge primaveral voy a aprovechar  para explicarte uno de los ejercicios para regular el movimiento energético del hígado. La Medicina Tradicional China dice que cuando el Qi se estanca surgen los desequilibrios y la enfermedad. Pues el Hígado es uno de los encargados de que esto no ocurra, es decir, que una de sus funciones es mantener la fluidez y el movimiento constante de la energía en el organismo. Sin embargo, para que esto sea así, necesita realizar sus funciones en un ambiente relajado y sin tensiones emocionales. Actualmente es muy difícil vivir sin estrés, por lo que puedes imaginar que el órgano vive sometido a una presión importante y es muy fácil que su energía se estanque. Una forma de saber si tenemos un bloqueo energético en el hígado es comprobar nuestro nivel de irritación. Así que, si te irritas fácilmente y a menudo, es el momento de practicar el siguiente ejercicio. Otros síntomas son el cansancio, crispación muscular y sensibilidad en los ojos.

El ejercicio siguiente promueve la distribución energética y sanguínea, deshaciendo bloqueos y dispersando estancamientos; relaja la tensión muscular y calma los estados emocionales alterados.


ELEVAR LOS BRAZOS
(1) Inicia el ejercicio con las piernas abiertas el ancho de los hombros y las rodillas ligeramente flexionadas, los brazos relajados a los lados.








(2) Inspirando. Estira las piernas levantando los brazos (uno por delante del cuerpo y otro por detrás) con las palmas de las manos mirando hacia arriba.






(3) Cuando las piernas están estiradas los brazos están sobre la cabeza, las palmas se miran.








(4) Espirando. Continuando con el círculo, el brazo que subía por detrás baja por delante, y el que subía por delante baja por detrás. Las palmas de las manos ahora miran hacia abajo. Flexiona las piernas ligeramente.





(5) Repite el ejercicio unas cuantas veces en un sentido y luego lo haces al revés. Inspirando al subir y sacando el aire al bajar.

Debes poner mucha atención en que el movimiento sea fluido, relajado, lento y uniforme, para que la energía del hígado pueda llegar a todas partes.




Este ejercicio lo encontrarás en el video de la serie emocional del hígado, en la columna lateral (es el último ejercicio de la serie). 

También está descrito en el libro "Qigong para regular órganos y emociones".

Un abrazo!







No hay comentarios:

Publicar un comentario