Digitopuntura para los riñones

La Digitopuntura es una técnica derivada de la Acupuntura. Se basa en la presión o masaje de determinados puntos localizados en el cuerpo para tratar enfermedades o dolencias comunes. Segura, simple y fácil de manejar, se pueda aplicar en cualquier situación, porque no necesita de ningún instrumento más que los propios dedos. En este caso vamos a ver un punto para fortalecer la energía de los riñones y, por tanto para ayudarnos a controlar el miedo, que es la emoción relacionada.
Este punto se llama Tai xi y está localizado en la parte interior de la articulación del tobillo, justo en la depresión entre el maléolo interno y el tendón de Aquiles. El masaje se realiza poniendo una pequeña cantidad de aceite o crema y deslizando el dedo pulgar de la mano por la zona. Fricciona suave pero firme el punto durante unos tres minutos y luego haz lo mismo en el otro pie.


Este masaje refuerza la energía de tus riñones, puesto que, según la medicina tradicional china, nutre el yin y tonifica el yang renal. Esto, a nivel práctico, sirve para problemas relacionados con la sexualidad (agotamiento, frigidez, inpotencia), menstruación (amenorrea, reglas irregulares, sangrados excesivos), debilidad en las piernas (fortalece rodillas y lumbares) y problemas como mareos, vértigos o acúfenos.


También puedes aplicar el masaje cuando sientas inseguridad, miedo, temor (a algo conocido o desconocido), miedo indefinido, ansiedad (por miedo), hipersensibilidad, timidez excesiva, escrúpulos, dificultad para relacionarse, soledad, derrotismo, pesimismo o falta de descanso nocturno. Básicamente para cualquier trastorno que esté relacionado con miedo o temor.
En caso de que te apliques el masaje por tema emocional, te recomiendo que pruebes algún aceite tonificante (de romero, por ejemplo) de esos que venden en los herbolarios. Verás como obtienes buenos resultados.

1 comentario:

  1. Hola Josep. Como te va todo?. he entrado varias veces en tu bloc, pero nunca me registré. Por fin lo he hecho. Me parece muy interesante todo lo que pones. Gracias por compartir tu sabiduría. Yo sigo en Zaragoza. muchos besos. Marisa.

    ResponderEliminar